Acariciar, abrazar, besar, tocar, dar un masaje, pasar la mano, hacer cosquillas, frotar, palmear, apretar, mecer: muchas maneras diferentes de entrar en contacto con otra piel, de hacernos sentir y de sentir a otra persona. Necesidad, placer, comunicación, expresión de sentimientos,  conocimiento del entorno, de la otra persona, de nosotros mismos, razones para no dejar de tocar, de tocarnos, de sentir la piel como un aliado de nuestros sentidos, de nuestro yo.

Aún así, en ocasiones se priva a los bebés y a los ya no tanto de estas sensaciones, de estos estímulos; por malos consejos, por miedos, por prejuicios, por no escuchar nuestras necesidades y sentimientos.

Juegos de caricia y contacto

El tacto es una necesidad biológica tanto en la infancia como en la adultez y son numerosos los estudios que confirman su importancia en todo el proceso de desarrollo infantil y, en específico, en el establecimiento del vínculo afectivo con las figuras de apego primarias.

Privarnos y privar a nuestros hijos e hijas de estos momentos de conexión, comunicación y relación afectiva es entorpecer el crecimiento y desarrollo de las personas que podemos llegar a ser.

El masaje infantil es un recurso muy valioso que ofrece beneficios tanto al bebé que lo recibe como a quien se lo ofrece, a la familia y a la sociedad, en general.

Juego de (con)tacto

También hay infinidad de juegos de contacto, de masaje, de falda, de caricias, de cosquillas que se pueden realizar con un bebé o niño y que van a servir como medio para comunicarnos, relacionarnos, mostrarles nuestro amor, cubrir las necesidades de (con)tacto de nuestro hijo o hija.

Seguro que en casa realizas alguno aunque cada vez se utilizan menos como forma de jugar con los bebés y niños pequeños.

Este juego que te presento, me lo hacía mi madre cuando yo era pequeña y, como es natural, yo se lo hago a mis hijas. Es un juego sencillo en el que se realizan caricias en la cara mientras recitas una retahíla.

Para empezar…

Al igual que en el masaje infantil, le pido permiso a la niña y acepto su respuesta. Continúo con el juego solo si lo desea.

Estos son los celajes…

Estos son los celajes

Juego de caricias en la cara.

La mano pasa totalmente plana por la frente.

Estos son los penachos de la palma.

Juego de masaje con niños.

Los dedos pulgares pasan peinando las cejas.

Estos son los cocos de la palma.

Juego de masaje en la cara.

Los dedos pulgares pasan suavemente cerrando los párpados.

Este es el tronco de la palma.

Juego de contacto.

Los dedos índice y pulgar bajan por la nariz hacia la punta.

Estas son las cuevitas de los ratones.

Juego de masaje con niños.

Los dedos índice y pulgar se pasean por delante de los orificios de la nariz.

Este es el río.

Juego de contacto en la cara.

El dedo pulgar pasa por encima de la boca cerrada.

Esta es la orillita del río.

Juego de masaje

El dedo índice o pulgar pasa por alrededor de los labios.*

*Se debe hacer con un poco de presión pues si no hace cosquillas, que a veces pueden no ser agradables.

Y dentro del río hay un …caimán.

Juego de contacto en el rostro

La niña abre la boca y con el índice, se toca la lengua (caimán).

La niña cierra la boca intentando atrapar el dedo. Sácalo rápido o el mordisco está asegurado.

Variación…

Si la palma no es un árbol conocido en casa, puedes cambiar todas las referencias a la misma por un árbol.

Estos son los celajes.
Estas son las ramas de un árbol.
Estos son los frutos del árbol.
Este es el tronco del árbol.
Estas son las cuevitas de los ratones.
Este es el río.
Esta la orillita del río.
Y dentro del río hay un caimán.

Si deseas conocer más juegos de tacto o masaje puedes asistir a uno de los talleres que se ofrecen de Masaje y juegos, para niños de 1 a 6 años, ofrecidos por las educadoras y educadores de la Asociación Española de Masaje Infantil (AEMI).

Aprovecha cualquier momento para realizar un juego de masaje. Serán momentos especiales y únicos con tu hijo o hija.

Deja tu comentario



Saladita

Hace 2 años

No conocia el juego, me gusta, voy a intentar aprendermelo
a mi hija nunca le han gustado los masajes, pero quizá algo así…

La Isla de Ludo

Hace 2 años

Gracias por el comentario, Saladita. Los juegos de tacto o masaje tienen un gran atractivo para las niñas y niños. En cuanto vea cómo termina, seguro lo aceptará.

LILO

Hace 2 años

¡Ay!, cómo me acuerdo de cuando mami nos hacía esto :), jajajaja, y sí que tenía que sacar el dedo rápido que si no…

La Isla de Ludo

¿Quieres recibir nuevas ideas por e-mail?

© 2017 - La Isla de Ludo - Todos los derechos reservados