Juegos y juguetes siempre están relacionados, aunque también hay juegos sin juguetes. Pero para los niños, un juguete es casi cualquier cosa y para jugar sirve casi cualquier cosa.

Más de un padre o madre ha dicho la frase de “está jugando más con la caja que con el juguete” y es que lo único que realmente le hace falta a un niño para jugar es imaginación. Posiblemente, muchos de los juguetes que les proporcionamos sean prescindibles si les damos objetos que los sustituyan en su imaginación.